En el marco de la finalización de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y dándole la bienvenida a Río 2016, el embajador británico, Dr. John Freeman recibió en su Residencia a los atletas argentinos que participaron de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, periodistas, diplomáticos y empresarios.

Estuvieron presentes en el evento, además del Embajador Freeman, la Dra. Alicia Masoni de Morea, Vicepresidente del Comité Olímpico Argentino; Sr. Enio Cordeiro, Embajador del Brasil; Sr. José María Valladares, Presidente del COPAR (Comité Paralímpico Argentino); Lic. Mario Moccia, Secretario General del COA; Sr. Gabriel Curuchet, Jefe de la Misión Argentina y Lic. Carlos Ferrea, Gerente General del COA.

El Comité Olímpico Argentino invita a participar del “Premio Adquisición Comité Olímpico Argentino: Arte Público y Deporte, el Espíritu Olímpico”, destinado a realizar una escultura alegórica del espíritu olímpico, que será exhibida durante un año en el Plazoleta Pierre de Coubertin, con motivo de realizarse en Buenos Aires la 125° Asamblea General del Comité Olímpico Internacional durante 2013.

El símbolo olímpico se compone de cinco anillos del mismo tamaño, entrelazados, utilizados en uno o en varios colores que son: azul, amarillo, negro, verde y rojo. Expresa la actividad del Movimiento Olímpico y representa la unión de los 5 continentes y el encuentro de los atletas del mundo en los Juegos Olímpicos.

 

Bandera Olímpica

La bandera olímpica fue concebida por Pierre de Coubertin en 1913, aprobada en el Congreso de París de 1914 y ondeó por primera vez en un Estadio Olímpico en Amberes en 1920.

Desde finales de julio y durante el pasado mes de agosto se llevo a cabo en las instalaciones de la  Universidad Católica Argentina -en Puerto Madero- una muestra sobre la Historia de los Juegos Olímpicos.

Ariel Suárez y Cristian Rosso hicieron historia en Londres 2012. Se metieron en una final de doble par masculino de remo, algo que no se conseguía desde 1952, cuando Tranquilo Capozzo y Eduardo Guerrero ganaron la medalla de oro en los Juegos de Helsinki (Finlandia). Y por muy poco quedaron fuera del podio (el último remero argentino en colgarse una medalla fue Alberto Demiddi, quien logró la plateada en Munich 1972).

“Soy lo que soy” fue la frase de bienvenida a la XIV edición de los Juegos Paralímpicos. La ceremonia contó con la participación de 73 miembros del elenco discapacitados, 3,250 colaboradores voluntarios de 10 a 80 años de edad y 75 niños que representaron a todos los continentes del mundo.

Aún está grabada en nuestras retinas la imagen de aquella pequeña judoca que nos dio la posibilidad de lograr la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, ni bien éstos se pusieron en marcha.

El Concurso se basará en dos temas centrales:

a) Los deportes que forman parte del programa de los Juegos de la XXX Olimpíada, Londres 2012

b) Valores Olímpicos

 

Los deportes en los juegos de la XXX Olimpíada 

El Olimpismo es una de las fuerzas sociológicas más importantes de los Siglos XX y XXI, no hay dentro del marco de las relaciones humanas una actividad, sea cultural, científica, política, filosófica o artística, que congregue a tantos adeptos y tenga la fuerza penetrante y sutil de convocatoria para lograr en forma puntual y periódica, la reunión de un variado mosaico de razas, lenguas, religiones, sistemas políticos, culturales o económicos en una fiesta brillante, cada cuatro años, como son los Juegos de la Olimpíada.

Miguel Correa arrastra una interesante historia familiar dentro del canotaje. Su hermano mayor, Javier, actual presidente de la Federación Argentina de Canoas, fue uno de los máximos referentes de este deporte a nivel continental: terminó quinto en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y compitió en otros dos: Atlanta 1996 y Atenas 2004 (salió octavo). Miguel, nacido el 11 de marzo de 1983 en la provincia de Río Negro, logró en Londres 2012, junto al santafecino Rubén Rézola, un diploma olímpico para nuestro país (el tercero en esta disciplina, sumado a los dos conseguidos por Javier) en la prueba de K2 200 metros, que se corrió en aguas de la subsede de Eton Dorney.

Orgullo, pasión y gloria. Con la medalla dorada que ganó en los Juegos Olímpicos de Londres colgada sobre su pecho, el correntino Sebastián Crismanich regresó al país y, sin ocultar la felicidad que lo invade, expresó que desea “que sea el principio de algo muy grande” en lo personal y para el taekwondo en general.