FLORENCIA LABAT Y FEDERICO MOLINARI, EN CHARLA CON OLÍMPICOS

FLORENCIA LABAT Y FEDERICO MOLINARI, EN CHARLA CON OLÍMPICOS Prensa COA

En el Auditorio del Comité Olímpico Argentino (COA) se llevó a cabo la segunda reunión del Ciclo 2019 de “Charlas con Olímpicos”, una iniciativa de la Comisión de Arte, Cultura y Museo Olímpico del COA.

 

Florencia Labat, representante olímpica en tenis en los Juegos Olímpicos Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sídney 2000, y el gimnasta Federico Molinari, finalista olímpico en Londres 2012, compartieron las experiencias que vivieron y viven en sus carreras como deportistas de alto rendimiento, sus inicios en el deporte, los desafíos a los que se enfrentaron y los esfuerzos que realizaron para competir al más alto nivel.

 

Labat jugó como profesional en el circuito de la WTA desde 1988 hasta 2000 y obtuvo siete títulos en dobles y fue finalista en cuatro torneos en singles.  Fue la mejor tenista argentina en 1996, 1997 y 1998, y disputó 26 series de la Copa Federación (Fed Cup), evento que jugó desde 1987 hasta su retiro y donde alcanzó las semifinales en 1993.

 

“Tengo muchísimos recuerdos lindos, más cosas buenas que sinsabores, a lo largo de toda mi carrera. Uno cuando deja de ser deportista de alto rendimiento empieza una nueva etapa de la vida y parece que fue en otra vida todo lo que hizo”, destacó la ex tenista.

 

Durante ocho años figuró en el ranking de la WTA de las 50 mejores tenistas del mundo y, en 1994, llegó al puesto 26° en singles. En dobles, su mejor ubicación fue 27°. Además, en 1990 fue número 1 del mundo en la categoría Junior.

 

Zurda con revés a una mano, uno de los mayores logros de Florencia fue la medalla de oro que ganó en los Juegos Panamericanos Mar del Plata 1995, sin ceder ningún set.

 

Compartir experiencias con delegaciones argentinas fue muy valioso para Labat: “Convivir con otros deportes y con otros atletas de tu país en los Juegos Olímpicos fue algo fantástico. Para los tenistas era un torneo especial porque, al hacer un deporte individual, competíamos solos durante todo el año. Tengo los mejores recuerdos y Sídney fue muy especial para mí porque fue mi última competencia”.

Actualmente, forma parte de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) como vocal y presidente de las Comisiones de Menores, de Tenis Femenino y de Mujeres en el Deporte. “El año pasado me involucré en la AAT y estoy ayudando y trabajando mucho para tratar de que el tenis, sobre todo el de mujeres, vuelva a estar donde estuvo durante tantos años”.

 

Molinari, en tanto, alcanzó su máximo reconocimiento en los Juegos Olímpicos Londres 2012 cuando obtuvo un diploma olímpico al finalizar octavo en anillas, su especialidad.

 

“Lo principal es poder cumplir tus sueños. Además de poder ser olímpico, que para un deporte como el nuestro es muy difícil simplemente la clasificación, pude cumplir un objetivo más importante como el de llegar a una final olímpica. Desde la parte deportiva es lo más grande que me ha tocado alcanzar, un orgullo haber representado al país tan dignamente  y haber tenido la posibilidad de que millones de personas  en todo el mundo vean a un argentino en una final de gimnasia, que nunca antes se había logrado”, describió el gimnasta.

 

Federico participó en los Juegos Panamericano Santo Domingo 2003, Río 2007, Guadalajara 2011 y Toronto 2015, y en los Juegos Suramericanos Medellín 2010 (medalla de bronce en anillas, y en equipos), Santiago 2014 (medalla de oro en anillas) y Cochabamba 2018 (medalla de bronce en all around).

 

Además, disputó Campeonatos Mundiales, Panamericanos y Sudamericanos de su especialidad y logró grandes resultados para la gimnasia argentina. En Londres 2009 accedió a la final del all around de un Mundial (la primera para un atleta de nuestro país), en Amberes 2013 obtuvo un histórico 11° puesto en anillas y tuvo una gran actuación en Róterdam 2010 (puesto 24 del mundo en anillas).

 

“El deporte es mi estilo de vida, me cambió mi forma de pensar, de ver la vida, y hoy en día me manejo con los valores que el deporte te da. Te enseña disciplina, trabajo, esfuerzo y todo eso se puede aplicar al resto de las cosas que uno hace en la vida”, describió Federico, quien practica gimnasia desde los cuatro años.

 

Gracias a sus grandes rendimientos, en 2010 recibió la distinción “World Class Gymnast” (gimnasta de clase mundial) por parte de la Federación Internacional de Gimnasia.

A los 35 años, Molinari se está preparando para competir en sus quintos Juegos Panamericanos, que se realzarán en Lima, Perú: “Fue más difícil de lo que pensé prepararme para estos Juegos. La parte física me está costando mucho pero le estoy poniendo todo lo que me queda, no me quiero guardar nada. Como siempre, tratando de dejar hasta lo último para que se pueda lograr el objetivo, que es poder llegar a un podio”.

 

Y, agregó: “Seguramente sean mis últimos Juegos Panamericanos porque la preparación está siendo muy difícil y eso nunca me había pasado. Pero esto también es lo lindo del deporte: mostrar cuál es tu límite y tratar de pasarlo, que es lo que nos hace competitivos”.

 

El Lic. Martín Rodríguez, encargado del Museo del COA, ofició como moderador de la charla en un interesante debate que se generó entre el público y los deportistas invitados.

Visto 276 veces