Imprimir esta página

LOS GLADIADORES CAYERON ANTE ALEMANIA

LOS GLADIADORES CAYERON ANTE ALEMANIA @enardinfo

El seleccionado argentino masculino de handball mostró dos caras muy diferentes y terminó perdiendo por 33-25 (14-13 parcial) ante Alemania, por la segunda fecha del Grupo A de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. 

 

 

Los Gladiadores, que venían de una caída ante Francia, medalla de plata en Rio 2016, tuvieron dos versiones bien marcadas dentro del mismo encuentro, en tanto que los alemanes consiguieron sostener la intensidad y lograron imponer su regularidad a lo largo de los 60 minutos de juego. 

 

 

Diego Simonet y Ramiro Martínez lideraron la planilla de goles en el elenco nacional, en tanto que Marcel Schiller y Timo Kastening, ambos con 7 tantos, fueron los máximos anotadores del partido. 

 

 

En el primer tiempo, en el Estadio Nacional de Yoyogi, se vio un partido parejo y con Argentina por delante del marcador en gran parte del mismo, incluso por tres goles. 

 

 

El arquero Leonel Maciel comenzó con unas buenas atajadas, lo cual sumado a una defensa sólida y dinámica, más un ataque punzante y efectivo permitió a los dirigidos por Manolo Cadenas llevar las riendas del juego. 

 

 

Sin embargo, sobre el final de la primera media hora, Argentina perdió fluidez y le costó encontrar espacios en la defensa rival. Una serie de exclusiones por dos minutos, fueron muy bien aprovechados por los alemanes, que lograron irse al descanso con un parcial de 14-13. 

 

 

El comienzo del segundo tiempo parecía traer buenas sensaciones, pero la figura de Andreas Wolff, con un gran porcentaje de atajadas, fue la base sobre la que Alemania construyó una victoria que se consolidó en los últimos 20 minutos de partido, con una ventaja de cinco tantos que se fue estirando. 

 

 

El buen nivel argentino no se pudo mantener durante el segundo tiempo. Argentina jugaba casi al borde del pasivo y tenía demasiados problemas para encontrar lanzamientos claros.   

 

 

La diferencia de 8 goles recién se estableció sobre el final y no refleja lo que fue gran parte del desarrollo de juego en general. 

 

 

“Sabíamos que todos los partidos iban a ser duras. Para ser competitivos en este tipo de torneos tenemos que tener una continuidad durante todo el partido, no nos alcanza con 40 o 45 minutos, que es lo que tuvimos ante Francia y Alemania, sino que hay que tener 60 minutos de alto vuelo”, analizó Sebastián Simonet. 

 

 

A lo cual agregó: “Hay que mantener la intensidad defensiva y corregir cosas en ataque, es un poco de todo. Ahora hay que pensar en Noruega y darlo todo. Acá no vinimos solo a ganarle a Brasil un mano a mano, sino que a clasificar entre los cuatro mejores del grupo, y para eso, tenemos que ganar dos partidos”. 

 

 

Por su parte, Diego Simonet explicó: “Fue un gran primer tiempo. En el segundo nos faltó esa consistencia en defensa, donde las ayudas y los cruces que nos hacían eran muy difícil de seguir. El desgaste físico del primer tiempo fue tan importante que nos terminó pasando factura”.  

 

 

“No hay que olvidar que estamos jugando con equipos del primer nivel. Antes de cada partido salimos con la ilusión de ganar, sin importar el rival, eso es innegociable y así seguiremos”, concluyó el ‘Chino’. 

 

 

Argentina seguirá su camino en Tokio jugando el próximo miércoles 28, a las 4.15, ante Noruega. 

Visto 934 veces

Galería de imágenes