FEDERICO GRABICH CON RÍO 2016 EN EL HORIZONTE

Federico Grabich celebra tras finalizar primero en los 100m libre. Federico Grabich celebra tras finalizar primero en los 100m libre. Prensa COA / ENARD

El nadador argentino Federico Grabich transita su mejor momento, se consagró campeón panamericano en 100m libre y subcampeón en los 200m, en Toronto 2015. Un mes más tarde, se quedó con la medalla de bronce en el Mundial de Kazan. Todos estos, resultados que entusiasman al deporte argentino de cara a los Juegos Olímpicos Río 2016.

 

“Ya tuve la posibilidad de representar a Argentina en un Juego Olímpico, en Londres 2012. Es impagable, una locura. No se puede describir muy bien. Es vivir un sueño desde que entrás a la Villa hasta el último día que te vas”, declaró el casildense. “Es todo muy diferente a lo que uno está acostumbrado. Los mejores deportistas amateur del mundo están reunidos en ese lugar. Es algo muy loco estar ahí, participar, competir y todo lo demás. Por suerte ahora tengo una segunda oportunidad para ir en búsqueda de algo más”, agregó.

 

 

Grabich sostuvo que nada se compara con un Juego Olímpico. “Es completamente distinto a todo: Mundiales, Panamericanos…La magnitud que tiene un Juego Olímpico, la cantidad de gente que participa, el nivel, la difusión… Es muy loco, el sueño de todo deportista es estar en ese nivel y en ese lugar”, dijo.

 

Su gran actuación en Toronto 2015 lo clasificó a Río 2016 tanto en los 50m como en los 100m estilo libre. Previamente ya había obtenido su plaza para los Juegos Olímpicos en los 200m, en el Selectivo de Mar del Plata. Hasta el momento, esas son las tres pruebas de las que participará el nadador de 25 años.

 

“Ya viene hace tres años mi preparación, desde Londres. Todo orientado al Juego Olímpico. Un paso previo eran los Panamericanos que ya están. Ahora queda la etapa final. La preparación va a seguir igual de dura. Ahora, un poco más confiado por los resultados que obtuve en el Panamericano, pero va a seguir siendo dura, tratando de llegar al mejor nivel ahí y explotar”, dijo.

 

Federico ya tuvo una experiencia olímpica, en Londres 2012. En aquellos Juegos no logró superar la clasificación tanto en los 50m estilo libre como en los 100m espalda. Ya más experimentado y con un creciente nivel, apunta a dar el gran golpe en Río 2016.

 

“El objetivo en un principio es entrar en una final. Nunca tuve la posibilidad de estar en ese lugar. El primer paso sería ese y después tratar de escalar lo más que se pueda. Si es un podio sería buenísimo, para eso estamos trabajando”, manifestó.

 

También expresó su alegría porque es Brasil, un país vecino, la sede de los próximos Juegos Olímpicos. “La cercanía va a ser buena porque va a haber mucho público argentino. Si bien somos muy rivales con los brasileños en la mayoría de los deportes, es un ambiente muy cálido para nosotros, un ambiente que vive mucho el deporte. Va a ser lindo, va a ser un lindo marco para tratar de dejar a Argentina lo más arriba posible”, dijo.

 

Pese al alto nivel que tendrá la natación en Río 2016, el mayor que afrontará en su carrera hasta el momento, Federico Grabich es consciente de su potencial. “Estamos trabajando para tratar de limar centésimas y llegar a lo más alto”, concluyó.

 


Visto 5708 veces