"Londres, un puente para llegar a Río"

El momento de la historia por el que transcurre el deporte argentino indica que Londres 2012 fue un juego de transición. Con un plantel en el cual el 60% de los participantes hicieron su debut olímpico, Argentina demostró que está por el camino del crecimiento. La mira está puesta en Río 2016, y el futuro es prometedor.

Es probable que para los exitistas la cosecha de medallas haya sido pobre. Para quienes miden el deporte

únicamente por los resultados, sin analizar la realidad de cada disciplina, un oro, una plata y dos bronces pueden saber a poco. Pero si prestamos atención nos vamos a dar cuenta de que el deporte argentino ha dado un salto cualitativo.

Se alcanzaron logros en disciplinas poco habituales en nuestra historia: una final en atletismo, en lanzamiento de bala con Germán Lauro; final en gimnasia artística con la gran participación de Federico Molinari. Rosso y Suárez con diploma en remo en el doble par. El handball dio un paso histórico en su primera participación olímpica. El voley demostró que tiene futuro, igual que el hockey masculino. Paula Pareto estuvo al borde de repetir la medalla ganada en Beijing. Y Braian Toledo hizo historia al participar en lanzamiento de jabalina con sólo 18 años.

Es cierto que hay mucho por mejorar. Hay un largo camino por recorrer en estos 4 años que nos separan de la próxima cita olímpica.

Pero nos vamos de Londres con la certeza de que se está trabajando en una línea de coherencia con el ENARD como estantarte.

Tenemos futuro. Tengamos fe.

 

Mariano Oliveros

América TV

 

Visto 1861 veces