SUEÑOS DE PODIO, ALEGRÍA Y FELICIDAD

SUEÑOS DE PODIO, ALEGRÍA Y FELICIDAD Prensa COA

Los atletas Salvador Lucero, Paula Iriondo, Juana Zuberbuhler, la jugadora de beach handball Magalí Alfredi y Jeremías Bralo, de hockey 5, representan las alegrías, las ilusiones, las esperanzas y los sueños de los chicos y chicas que llegaron a Rosario para representar a la delegación argentina en los III Juego Suramericanos de la Juventud.

 

 

En Rosario 2022, la delegación argentina está conformada por 259 deportistas de entre 14 y 18 años, que participarán de las 26 disciplinas que componen el programa deportivo de los Juegos Sudamericanos de la Juventud.

 

 

“Tengo las expectativas realmente altas. Es mi primer torneo internacional y quiero subirme al podio. Sé que es complicado, porque soy el más chico de la categoría, pero voy a tratar de dejar a Argentina en lo más alto”, contó Salvador Lucero, que competirá en los 2.000 metros con obstáculos.

 

 

Lucero no puede ocultar su sonrisa “porque el viaje estuvo cómodo y el hotel está muy bueno, con todas las comodidades” y ya cuenta los días: “Espero que llegue el sábado, el día que compito, para darlo todo”.

 

 

“Soy el más chico de la delegación. El torneo es sub18 y yo soy sub 16. Mis compañeros me hacen bromas por ser el más chico de nuestra delegación, me dejan último para bañarme y esas cosas, pero la pasamos excelente y somos un gran grupo”, contó entre risas.

 

 

Por su parte, Paula Iriondo, competidora de salto con garrocha, no puede disimular la felicidad por haber llegado a la concentración argentina: “No podemos creer estar acá, en estos Juegos. Es la segunda vez que compito en un torneo internacional, pero la primera vez en unos Juegos como estos”.

 

 

 

“Espero que sea con una medalla. Espero que nos vaya bien en nuestras competencias para representar a la Argentina y llevar estos colores  a lo más alto”, agregó.

 

 

Magalí Alfredi, tiene claro que el beach handball será una de las disciplinas convocantes de Rosario 2022 y no le escapa a la responsabilidad de ser “una mini Kamikaze”.

 

 

“Nuestras expectativas son muy altas. Tuvimos un torneo hace poco, en el CeNARD, y conseguimos la medalla de oro. Nuestro objetivo es repetir eso, queremos estar de nuevo en lo más alto del podio y cumplir el sueño de ganar la medalla dorada”, puntualizó Alfredi, que viene de ser campeona del Sur-Centro juvenil de beach handball.

 

 

En este camino hacia convertirse en Kamikaze, la jugadora resaltó: “Tener a las mayores de referencia es algo que nos motiva mucho a seguir. Algunos lo ven como una presión negativa, pero nosotras lo vemos como algo que nos motiva y apuntamos a tener la medalla de oro, como hicieron ellas en Buenos Aires 2018”.

 

 

Jeremías Bralo se apura en destacar que “en el viaje la sonrisa que teníamos era tremenda, no podíamos creer que estábamos viniendo a estos Juegos”, pero enseguida se enfoca y reconoce el objetivo del hockey 5 en el certamen: “Nuestras expectativas son muy altas. Tenemos el objetivo de subirnos al podio. Estamos muy enfocados en eso”.

 

 

“Las exigencias del hockey, en todas sus formas, siempre son altas, más en este deporte que es mucho más dinámico, mucho más de ida y vuelta, donde la bocha no se va al lateral y  te cansas el doble, pero estamos preparados para el torneo”, detalló.

 

 

Juana Zuberbuhler, que participará de las competencias de atletismo de 1.500 y 800 metros llanos, se muestra algo tímida, pero se nota que mira todo y graba todo para la posteridad en su mente.

 

 

“Estoy muy contenta de estar acá, es increíble. Espero disfrutar en todo momento y en cada cosa. Es mi primer torneo internacional y ojalá pueda subir al podio”, manifestó, al tiempo que resaltó: “La previa fue muy intensa. Soy de Mar del Plata, así que antes de venir a Rosario, primero tuve que pasar por el CeNARD. Desde ese momento todo es lindo”.

Visto 421 veces