TOKIO 2020 ELIGE SU LOGO

Los XXXII  Juegos Olímpicos se realizarán en Tokio, en 2020. Si bien faltan cuatro años para que la capital japonesa vuelva a recibir a la máxima cita del deporte mundial después de 56 años, el Comité Organizador ya está trabajando para brindar un gran espectáculo.

 

Es por eso que Tokio 2020 dio a conocer cuatro diseños posibles para el logo de los Juegos, para ello recibió la colaboración de expertos en la materia.

 

El Comité de Selección de emblemas explicó que para el diseño de sus logos, se basó en siete conceptos: el poder del deporte, la paz mundial, la mejor marca personal y el máximo esfuerzo, el sentido de unidad y de inclusión, la innovación orientada hacia el futuro, y la reconstrucción y el poder para levantarse.

 

A continuación las descripciones de los cuatro diseños preseleccionados:

 

 

Diseño A: Emblema armonizado de cuadros

 

Este diseño a cuadros en azul índigo, el color tradicional japonés, expresa una refinada elegancia y sofisticación que ejemplifica a Japón. Compuesto por tres formas distintas de rectángulos, el diseño representa diferentes países, culturas y formas de pensar. Incorpora el mensaje de “unidad en la diversidad”. También expresa que los Juegos Olímpicos buscan promover la pluralidad como plataforma para conectar el mundo.

 

 

 

 

Diseño B: Conexión en círculo, ampliación de la armonía

 

Este diseño expresa la relación entre el dinamismo de los atletas y la alegría de los espectadores, y la expansión de la paz y la armonía en todo el mundo. Busca transmitir la fuerza mental y física, el movimiento dinámico y la velocidad, y las emociones que producen las actuaciones de los atletas en el mundo. El diseño también expresa el respeto y la cálida hospitalidad que se concederá a los visitantes de todo el mundo en los Juegos de Tokio 2020.

 

 

 

Diseño C: Superando lo mejor de cada uno

 

Este emblema fue inspirado por los tradicionales dioses del viento y del trueno, y trata de transmitir el movimiento dinámico en el instante en que un atleta rompe la cinta en la línea de llegada. También representa a los atletas que se esfuerzan por alcanzar y superar su mejor marca personal. El emblema además expresa la continua contribución de los atletas a la paz a través de su tenacidad mental y física, y una conexión hacia el futuro.

 

 

 

 

Diseño D: El florecimiento de las emociones

 

La flor expresa las caras de los atletas que se esfuerzan por alcanzar su mejor marca personal y los rostros radiantes de las personas que aplauden a los deportistas. El proceso del crecimiento de las flores y, finalmente, volver a sembrarlas, transmite la sensación de expectativa para los Juegos y la sucesión de la próxima generación.  La flor significa un mayor sentido de la anticipación hacia los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y la cálida bienvenida que recibirán los visitantes de todo el mundo.

 

El Comité de Selección de emblemas Tokio 2020 dará a conocer la decisión final sobre el diseño ganador el 25 de abril.

Visto 3387 veces