"LOS JUEGOS DE LA JUVENTUD VAN A DEJAR UN BUEN LEGADO"

“Los Juegos Olímpicos de la Juventud 2014 van a dejar un buen legado no sólo para la Ciudad de Buenos Aires sino para todo el país. Van a empujar a muchos chicos a acercarse a los clubes para practicar deportes”, afirmó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, en su primer encuentro oficial con los periodistas, durante la 125ª Sesión de la entidad.

 

Rogge adelantó la conferencia de prensa -originalmente prevista para mañana- porque “la reunión de la Comisión Ejecutivafue muy buena, pero muy corta. El debate sobre la organización de los próximos Juegos resultó extenso, aunque nos permitió terminar un día antes de lo que estimábamos”.

 

 

Cuando los periodistas lo consultaron acerca de la elección de la sede para los Juegos Olímpicos de 2020 -Madrid, Tokio y Estambul son las candidatas-, que se realizará el sábado próximo,se negó a opinar y se limitó a decir que “las tres propuestas son muy buenas, pero no es oportuno hacer comentarios tres días antes de que la Comisión Evaluadora presente su informe”.

 

Al trazar un balance de su gestión al frente del COI, Rogge sostuvo que “los momentos son en plural. No es uno solo, son muchos. Y por lo tanto hay buenos y malos. Tuvimos la suerte de organizar tres Juegos Olímpicos de invierno, tres Juegos Olímpicos de verano y dos Juegos Olímpicos de la Juventud. Soy perfeccionista, fui atleta y siempre pienso que las cosas se pueden hacer mejor, pero me voy feliz y orgulloso por lo que hicimos”.

 

Reconoció que dejar de ser presidente del COI va a ser “emotivo, pero sin nostalgias”, porque “voy a seguir estando vinculado con el COI como miembro permanente”. Con una sonrisa dijo que “ahora voy a poder acostarme a una hora decente y levantarme un poco más tarde; tampoco voy a tener que medir tanto mis palabras”.

 

Si bien evitó pronunciarse sobre su preferencia sobre quién lo sucederá en el cargo, sostuvo que las dificultades que deberá superar el próximo presidente del COI serán “similares a las que vivió Samaranch y a las que viví yo. No es fácil organizar un Juego Olímpico, ni lo será. Los problemas económicos y legales que se presentarán no variarán demasiado. Pero estoy convencido de que se van a superar como los vinimos superando hasta ahora”.

 

Por último, fue bien a fondo cuando se le preguntó sobre el doping. “Creo que hemos avanzado bastante en el tema. Se hacen más controles dentro y fuera de las competencias. Apoyamos permanentemente la lucha contra el doping. Estoy convencido de que es más difícil doparse ahora que hace diez años, pero también lo estoy de que el doping no va a desaparecer, como no desaparecerá la criminalidad de la sociedad”, sostuvo.

 

Visto 4588 veces