UNA MEDALLISTA OLIMPICA, COMO OFICIAL DE ATLETAS

Georgina Barch, oficial de atletas en Santiago 2014. Georgina Barch, oficial de atletas en Santiago 2014. COSAN 2014

Desde aquella histórica medalla de bronce lograda en los 400 medley de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 hasta hoy, valga la metáfora, ha pasado mucha agua bajo el puente. Aquella chica que se trepaba a un podio olímpico de natación, luego de 68 años (la anterior había sido Jeanette Campbell, en los 100 metros libres de los Juegos de Berlín 1936), marcando 4:37:51 y batiendo un nuevo record argentino y sudamericano, hoy es una toda mujer, pese a sus jóvenes 31 años. Georgina Bardach, la excepcional atleta de aquellos tiempos, actualmente retirada, le está dando paso a una futura dirigente. En estos Juegos Suramericanos - Santiago 2014 ejerce, por primera vez, la función de oficial de atletas.

 

 

“La medalla de 2004 fue abrumadora, hasta ahora me siguen pasando cosas. Era el segundo Juego al que iba. Ya sabía lo que era una Villa Olímpica, el alojamiento, como se vivía. Estaba focalizada sólo en la prueba”, recuerda Georgina.

 

También hace un repaso de las sensaciones que le dejó ser la abanderada en los Juegos Suramericanos - Buenos Aires 2006: “Fue raro. Viví cuatro o cinco años bastante movidos. Una medalla en un Mundial, una medalla olímpica. No le di el valor que tenía hasta entrar al estadio con la bandera. No me había dado cuenta del orgullo y la emoción que te da eso. Un sentimiento de patriotismo, de representar al país”.

 

Su carrera fue más que exitosa, “participé en cuatro Juegos Olímpicos, gané una medalla, hice una semifinal en otra prueba; participé en cuatro Panamericanos, gané dos medallas (una de oro y una de bronce); en tres ODESUR, donde también gané medallas; en diez mundiales, entre pileta corta y larga, con una medalla en corta y cinco o seis finales en larga. También competí en varios Sudamericanos…”.

 

Sobre la decisión del retiro dijo que “sabía que los Juegos Olímpicos de Londres iban a ser los últimos. Cuando hice mi primer entrenamiento al regresar de Londres, me convencí de que no quería seguir compitiendo. Estaba agotada. Fue una decisión fácil, no tenía más objetivos. No extraño para nada. Me encanta la natación, me encanta el deporte, pero estoy muy segura de la decisión que tomé”.

 

Ahora tiene una nueva función: es la oficial de atletas en estos Juegos Suramericanos – Santiago 2014. “Me emocioné bastante cuando me ofrecieron este cargo. Sentí la ansiedad y el nerviosismo de cuando iba a un primer torneo. Es raro, pero está bueno. Ahora tendré otras responsabilidades: cuando competía venía entrenada y sólo competi; mi responsabilidad, antes, pasaba por llegar bien entrenada a la competencia. Ahora la responsabilidad está durante las 24 horas, tenes que estar atenta en todo, en los pequeños detalles, hay que estar con la cabeza permanentemente puesta en esto. Ahora me doy cuenta de que cuando competía criticaba algunas cosas que ahora debo resolver. Es un lindo desafío”.

 

En la despedida, le dejó un mensaje a los deportistas que están compitiendo en Santiago 2014: “Que lo disfruten. Vienen a representar al país. Y eso debe ser todo un orgullo”.

 

Visto 4416 veces