ARGENTINA CONSIGUIÓ EL BRONCE CON UNA HEROICA VICTORIA SOBRE BRASIL

ARGENTINA CONSIGUIÓ EL BRONCE CON UNA HEROICA VICTORIA SOBRE BRASIL Prensa COA

El seleccionado argentino masculino de voleibol se impuso por 3 - 2 a Brasil, en un partido apasionante y cargado de emotividad, y conquistó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la segunda vez en su historia, 33 años después del conseguido en la cita de Seúl 1988. 

 

 

En una definición no apta para cardíacos, el equipo dirigido por Marcelo Méndez venció por 15-13 a Brasil, ganador de la medalla dorada hace cinco años en Río 2016, en el tie break. 

 

 

Los argentinos, que comenzaron ganando y llegaron a ir dos parciales a uno abajo en el marcador, pudieron imponerse en los dos últimos sets por 25-23, 20-25, 20-25, 25-17 y 15-13, en un partido que duró 2 horas y 17 minutos. 

 

 

Argentina mostró su mejor versión dentro de Tokio 2020 para imponerse al mejor equipo del mundo en la actualidad, que había comenzado el torneo como defensor del título y que había quedado fuera de una final olímpica por primera vez desde Sídney 2000, tanto así que venía con una racha de dos doradas (Atenas 2004 y Río 2016) y dos plateadas (Beijing 2008 y Londres 2012). 

 

 

Es más, los brasileros se enfrentaban a una situación inédita en su historia del vóley, que nunca ha logrado el bronce, ya que las seis medallas olímpicas del equipo son tres oros y tres platas. 

 

 

Argentina jugó un gran primer set y se lo terminó llevando por 25-23. Brasil sacó a relucir toda su jerarquía en el segundo y tercer capítulo para dar vuelta el tanteador por 2-1.  En el cuarto capítulo, después de un arranque parejo, Argentina estuvo intratable en bloqueo y así se aprovechó de un Brasil desorientado para cerrar por 25-17. 

 

 

Argentina empezó el tie break 5-2 arriba y cambió de lado arriba 8-4 después de otro gran bloqueo de Loser. A pesar de que Brasil se acercó con Alan, Solé rotó una pelota clave y Conte volvió a sumar para el 12-9 pero, nuevamente, el rival descontó con el bloqueo para un desenlace ajustado. Finalmente, Argentina lo ganó 15-13 para desatar un festejo inolvidable. 

 

 

La victoria albiceleste recuerda lo ocurrido el 2 de octubre de 1988, cuando Argentina derrotó por 3-2 a Brasil, en Seúl 1988, y se quedó con el tercer lugar en el podio. 

 

 

En Sídney 2000, la albiceleste también había disputado el partido por el bronce, pero en aquella oportunidad perdió ante Italia. 

 

Visto 1569 veces

Medios