SE APAGÓ EL PEBETERO Y ESTOS I JUEGOS PANAMERICANOS JUNIOR YA FORMAN PARTE DE LA HISTORIA GRANDE DEL DEPORTE DE LAS AMÉRICAS

SE APAGÓ EL PEBETERO Y ESTOS I JUEGOS PANAMERICANOS JUNIOR YA FORMAN PARTE DE LA HISTORIA GRANDE DEL DEPORTE DE LAS AMÉRICAS Panam Sports
Así como el estadio Pascual Guerrero sirvió de escenario para la apertura de estos I Juegos Panamericanos Junior, el velódromo Alcides Patiño se vistió de fiesta para cerrarlo. La ceremonia se abrió con un show musical a cargo de la agrupación de salsa choke “Cali Flow Latino”. Luego ingresaron las banderas de los 41 países participantes, llevando la de Argentina el triple medallista de oro en canotaje, el kayakista sampedrino Valentin Rossi y la gimnasta de Ituzaingó, Valentina Podestá, ganadora de una presea de oro y otra de plata en gimnasia de trampolín.
 
 
La temática de la noche giró alrededor de la confraternidad de la juventud panamericana, representada en los deportistas y los voluntarios que, en bloques independientes, ingresaron al velódromo y después se unieron como una sola familia, compuesta por unos 1.200 deportistas y alrededor de 1.500 voluntarios.
 
 
A través de un video se presentaron los mejores momentos vividos a lo largo de las competencias, en todas las disciplinas del programa deportivo, integrando imágenes en las que aparecieron deportistas de las todas las naciones participantes.
 
 
Luego llegó el momento de los discursos. El presidente del Comité Organizador de los Juegos y del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina, se encargó de los agradecimientos a todos quienes hicieron posible que Cali albergara esta primera competencia junior a nivel panamericano.
 
 
Más tarde, el alcalde de Santiago de Cali, Jorge Iván Ospina, despidió, en nombre de la ciudad, a los deportistas y a las delegaciones presentes en el evento, afirmando que “estamos muy orgullosos de haber cumplido con los objetivos programados y propuestos, sobre todo en esta difícil pandemia. Este será el primer evento de muchos para Cali”. 
 
 
Algo similar hizo la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, quien en representación de todos los vallecaucanos dio la despedida oficial por parte del departamento. “Al llegar les dijimos que abrieran sus alas y que volaran alto, ahora les deseamos un buen viaje y que vuelvan pronto. Aquí siempre tendrán amigos”, sostuvo la gobernadora.
 
 
Uno de los momentos más emocionantes de la ceremonia fue cuando el presidente de Panam Sports, Neven Ilic, dio por finalizados los Juegos, no sin antes apreciar la aparición de un hombre pájaro que agitó sus alas para ir apagando simbólicamente el pebetero del fuego panamericano, ubicado en el estadio olímpico Pascual Guerrero. Esta acción fue observada desde el velódromo en pantalla gigante.
 
 
Una vez extinguida la llama comenzó a ondear la bandera de Panam Sports, mientras Neven Ilic invitaba a la juventud del continente a los II Juegos Panamericanos Junior 2025, certamen que aún no tiene sede asignada.
 
 
Finalizado el protocolo panamericano, la noche de clausura finalizó con las actuaciones musicales de la agrupación de reggaeton ‘Element Black’ y de Juan Palau, quien es hoy por hoy uno de los cantantes más importantes de la música urbana en Colombia.
 
 
Hoy sólo podemos decir “¡Gracias, Cali… por estos 13 días maravillosos de competencia y por el trato que en todo momento les brindaron a todas las delegaciones!”. Gracias, muchas gracias.
Visto 697 veces