Pese a la derrota ante Brasil en la final de los Juegos Panamericanos Toronto 2015, el seleccionado masculino de handball redondeó otro muy buen Torneo, logrando así la clasificación a Río 2016.

 

"Fue un lindo Torneo, lástima que no se pudo conseguir el oro que es lo que fuimos a buscar. Pero se cumplió un objetivo muy importante que es estar de nuevo en otro Juego Olímpico", aseguró Sergio Crevatín.

 

Ese es el objetivo que se plantearon, luego del décimo puesto obtenido en los Juegos Olímpicos Londres 2012. Federico Pizarro, uno de los pilares de este equipo, ya sueña con que comience Río 2016 y volver a representar a la Argentina en un evento internacional.

 

"Siempre es un orgullo, un privilegio y un placer (jugar para Argentina). Éste es el décimo año que estoy en la Selección, hace ocho con la mayor. El CeNARD es como mi segunda casa", aseguró quien también fuera partícipe de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 y de la de plata en Toronto 2015.

 

Así definió Juan Pablo Fernández a los Juegos Olímpicos Río 2016, donde Los Gladiadores buscarán mejorar el décimo puesto alcanzado en Londres 2012. "Nuestro objetivo es pasar de ronda y de ahí en más, en playoff puede pasar cualquier cosa", aseguró.

 

Luego de quedarse con la plata en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 que le aseguró un lugar en Río 2016, la Selección Masculina de Handball centró todos sus esfuerzos en el gran evento deportivo internacional. 

 

La gran actuación de Los Gladiadores en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, donde se quedaron con la medalla de plata, los depositó en sus segundos Juegos Olímpicos. Sabiendo la importancia de este evento, Argentina ya está afrontando una fuerte preparación. 

 

"Queda casi un año pero si no lo preparás bien, vas ahí y no te va bien. Entrenando duro para poder llegar de la mejor manera", afirmó Federico Fernández.

 

El pivot de Los Gladiadores, Sergio Crevatín,  se ilusiona con los Juegos Olímpicos del año próximo, establece metas y se imagina lo que será enfrentar a los mejores seleccionados del mundo en el mayor de los eventos deportivos.

 

"Es un orgullo especial, es la ilusión de cualquier jugador poder representar al país", aseguró quien fuera medallista de plata en los Juegos Panamericanos Toronto 2015.

 

De la mano de Emmanuel Zapata, quien consiguió la histórica clasificación en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, el pentatlón moderno argentino dirá presente en los Juegos Olímpicos Río 2016, luego de 56 años. Los últimos representantes argentinos habían sido Luis Riera, Carlos Stricker y Raúl Bauza, en Roma 1960.

 

“Estoy muy emocionado, para un atleta clasificar a un Juego Olímpico es tocar el cielo con las manos. Muy orgulloso, daré lo mejor que pueda y llevaré la bandera lo más alto que pueda”, aseguró Zapata.

Todavía deslumbrado por los Juegos Panamericanos Toronto 2015, Franco Recouso repasó la brillante actuación del karate argentino.

 

"Argentina fue increíble. Si bien esperábamos que sea el Juego Panamericano más exitoso del karate argentino, la verdad que el rendimiento de nuestros compañeros fue excelente. Más allá del talento increíble que tienen, lo atribuyo a la fuerza del grupo y a la preparación tan profesional que hicimos", manifestó Recouso.

 

Así definió Eduardo Peruchena, entrenador de la Selección Femenina de Handball, a los Juegos Panamericanos Toronto 2015. Allí, Argentina se quedó con la medalla de plata y la clasificación a los Juegos Olímpicos Río 2016.

 

"Fue una experiencia enriquecedora desde todo punto de vista. La competencia tuvo vaivenes emocionales de todo tipo, y el final feliz no solo con la clasificación olímpica sino haciendo un muy buen partido con las campeonas del mundo que nos dejó muy satisfechos", describió aún emocionado.

 

Tras la experiencia en Londres 2012, Los Gladiadores clasificaron a sus segundos Juegos Olímpicos. Y ninguno se los quiere perder. Adrián Portela, medallista de plata en Toronto 2015, también se ilusiona con ser parte del equipo en dicho evento.

 

"Si tengo la oportunidad de jugar ese Torneo va a ser increíble, una experiencia inolvidable. Preparándonos a full a través de las giras y los entrenamientos, y esperando que arranque el 2016", sostuvo el hermano menor de Pablo, también jugador de la Selección.

 

En el horizonte de la Selección Masculina de Handball ya se puede divisar: Río 2016. Desde que obtuvo la plaza en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, el equipo del Dady Gallardo planifica sus entrenamientos pensando en el gran evento del año próximo. 

 

Pablo Portela, quien también estuvo en Londres 2012 como parte del equipo argentino, analizó las posibilidades de Los Gladiadores en los próximos Juegos Olímpicos, trazó objetivos y expresó sus sentimientos ante las puertas de Río 2016.

 

"Es un orgullo para mí y mi familia que nos acompaña. Hace ya unos años que estamos con este grupo trabajando, se armó un grupo buenísimo. Gracias a eso se consiguieron tantas cosas", contó el jugador de River.

 

Página 156 de 224