Hasta el momento, el atletismo consiguió el único oro del país en Juegos Olímpicos de la Juventud. Fue de la mano del lanzador de jabalina Braian Toledo, en Singapur 2010.

 

En Nanjing, serán tres los atletas que defenderán los colores de Argentina.

 

Micaela Levaggi correrá los 1500m. “Es una alegría enorme. Un orgullo representar a Argentina en una competencia de este nivel. Estoy muy contenta”, aseguró.

 

Ailén Cisneros será la representante argentina en pentatlón moderno. “Es algo increíble, no puedo creer lo que voy a vivir. Es espectacular, estoy súper contenta”, aseguró con una felicidad incontenible.

 

Sobre las metas establecidas de cara a la gran cita, sostuvo: “Espero hacer mi mejor torneo histórico, mis mejores marcas y, si se puede, quedar entre las primeras 10. Ahí vamos”. Y añadió: “Tengo como expectativa disfrutar el torneo al máximo. Es algo que no voy a vivir nunca más. Y espero clasificar a un Juego Olímpico de Mayores algún día”.

 

En la que será la primera participación olímpica de un arquero argentino, Francisco Rodríguez Sas se prepara para su debut en los Juegos. “Es una mezcla de sentimientos. Es una experiencia totalmente nueva”, aseguró.

 

Sobre su participación en arco recurvo individual, sostuvo que “lo más importante es que pude cumplir con la meta que yo tenía”. Y agregó: “Buscaré poder cumplir con el trabajo personal y con eso ya voy a estar satisfecho. Mientras yo pueda cumplir con mis expectativas, eso va a alcanzar”.

 

Argentina estará representada por tres nadadores en Nanjing 2014.

 

Uno de ellos es el santafesino Santiago Grassi (en 50m, 100m y 200m mariposa), quien sostuvo que su clasificación “es el fruto de mucho sacrificio, esfuerzo. Es una alegría enorme poder representar a mi país en este evento”. Y añadió: “Es el torneo más importante al que pude haber clasificado en mi edad. Es a lo que yo aspiraba en este deporte. Mi meta es poder llevar a la natación argentina a lo más alto posible y ser un deportista ejemplo del país”.

 

Gustavo Basile representará, junto con Ayelén Elizeche, al judo argentino en los Juegos Olímpicos de la Juventud. “Significa un sueño. Parte del sueño es llegar. El logro es algo por cumplirse. Ojalá que pueda ser así. Es algo muy grande, una experiencia única y una sensación indescriptible. Sé que va a ser inolvidable por el resto de mi vida”, afirmó el chacabuquense con gran felicidad.

 

Sobre sus objetivos en Nanjing, manifestó: “Conseguir una medalla olímpica sería cumplir mi sueño, pero también el de Argentina, el de todo el equipo, mi ciudad, Chacabuco, y todos los que hacen esto posible”.

 

Kevin Espíndola tiene bien en claro su objetivo. El único boxeador que representará a la Argentina en los II Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing,  lo hará en la categoría +91 kg y está enfocado en su meta, algo que transmite con seguridad en cada palabra que emite. “Mi expectativa es lograr una medalla, a eso vamos. Pero voy a tratar de estar en lo más alto del podio”, dijo con aplomo.

Agustín Destribats logró una clasificación histórica en un torneo soñado: será elprimer representante de la lucha argentina en un Juego Olímpico de la Juventud. “Representar a la Argentina en un Juego Olímpico es algo maravilloso y un sueño para mí. Llevar la celeste y blanca es lo más grande”, sostuvo el cordobés.

 

En los Juegos Olímpicos de la Juventud, el básquetbol se juega en la modalidad de 3x3, a diferencia del tradicional formato de cinco contra cinco. En este caso, se jugarán tres períodos de cinco minutos, con un descanso de un minuto entre cada tiempo y los jugadores tendrán 14 segundos para anotar. Sin embargo, si uno de los dos equipos convierte 33 puntos antes de que finalice el tiempo reglamentario, gana el partido.

 

Argentina presentará una Selección Sub-18 integrada por: el escolta Michel Divoy, el ala-pivote Rodrigo Gerhardt, el alero Juan Pablo Lugrin y el base José Vildoza.

El hockey sobre césped femenino es siempre candidato a subirse a un podio. Los II Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, no serán la excepción, y las chicas dirigidas por Agustín Corradini, intentarán colgarse una medalla.

Sin embargo, este campeonato contará con una particularidad: no se jugará con el tradicional formato de 11 contra 11, sino que cada equipo podrá disponer de cinco jugadoras (cuatro de campo y una arquera).  Por lo tanto, se jugarán tres tiempos de 12 minutos en una cancha más pequeña con tablas en los cuatro costados, lo que hará que la bocha siempre esté en juego. Al no haber un área definida, se podrá marcar un gol desde cualquier parte del campo y por consiguiente, no habrá corner corto.

 

Desde el nacimiento de los Juegos Olímpicos modernos en 1896, el rugby formó parte del programa olímpico únicamente en cuatro oportunidades: París 1900 y 1924, Londres 1908 y Amberes 1920. Luego de 90 años, volverá a ser una de las disciplinas olímpicas, pero en la modalidad de Seven. Nanjing será testigo de la primera participación de este deporte en los Juegos Olímpicos de la Juventud, que servirá como preparación de cara a Río de Janeiro 2016.

 

“Al ser la primera vez que el rugby entra en un Juego Olímpico de la Juventudl, tenemos un poco de presión, pero lo queremos vivir al máximo y espero que nos salgan bien las cosas. Además, esta experiencia nos va a servir para Río 2016, todos apuntamos a llegar ahí”, comentó Lautaro Bazán Vélez, capitán del seleccionado argentino que viajará a China.

Página 271 de 308