Se develó el misterio: Tokio fue la ciudad elegida para organizar los Juegos Olímpicos de verano 2020, uno de los puntos más importantes que debía tratar la 125° Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) realizada en Buenos Aires.

 

Tokio logró 60 votos en la segunda ronda de la votación (nadie había conseguido la mitad más uno de los sufragios en la primera), contra 36 de Estambul y una abstención. Madrid había quedado fuera de carrera en la primera vuelta al igualar con Estambul en 26 apoyos (en el desempate se impuso la ciudad turca por 49 a 45), contra 42 de Tokio.

 

Madrid espera que “la tercera sea la vencida” y sea elegida como sede de los Juegos Olímpicos 2020, después de realizar en Buenos Aires su presentación ante los miembros COI.

 

Con los discursos del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, y el apoyo de deportistas y personajes de la cultura en sendos videos como cartas fuertes, Madrid apostó a cantar victoria luego de haberse quedado en el camino en las votaciones correspondientes a los dos últimos Juegos Olímpicos. Sus oponentes para 2020 son Tokio y Estambul.

 

“Somos un proyecto seguro, ahora y dentro de siete años”. Ese fue el caballito de batalla con el que las autoridades japonesas defendieron la candidatura de Tokio para albergar a los Juegos Olímpicos 2020. La solvencia y el poderío económico, sumado al despejar todas las dudas sobre el desastre que provocó la central nuclear de Fukushima, se convirtieron en pilares de todos los discursos.

 

Para evitar la fama de ser un país de carácter frío, los miembros de la comitiva japonesa no dejaron de sonreír en todo momento. Incluso el presidente de la candidatura y del Comité Olímpico Japonés, Tsunekazu Takeda, soltó una carcajada cuando un periodista le preguntó, en la conferencia de prensa posterior a la presentación oficial, por qué habían cambiado el traje gris por uno azul: “En la sala nos permitieron el ingreso de 100 personas y todos estábamos uniformados. Para romper un poquito con eso es que decidimos cambiarnos sólo el saco para esta conferencia”, respondió sin perder la sonrisa.

La vibración, la juventud, la diversidad cultural y el respeto de Estambul fueron aspectos destacados por la ciudad turca en la presentación de su candidatura para albergar los Juegos Olímpicos 2020, durante la cual jóvenes atletas de ese país fueron invitados a ocupar las primeras filas de los asientos.

 

“Estoy muy orgulloso de mi equipo y del apoyo de toda la nación turca”, afirmó tras la presentación el responsable de la candidatura, Hasan Arat. “Hemos dejado todo en la cancha”, agregó.

 

La 125° Sesión del Comité Olímpico Internacional quedó oficialmente inaugurada con una lujosa noche de gala en el Teatro Colón, encabezada por el presidente del COI, Jacques Rogge; el titular del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

 

El acto cultural realizado en uno de los cinco coliseos más famosos del mundo contó con la presencia de los miembros del COI, jefes de Estado, miembros de la realeza e invitados especiales, entre ellos, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

 

Gerardo Werthein, titular del Comité Olímpico Argentino, elogió la presidencia realizada por Jacques Rogge al frente del COI, y afirmó que aspira a que su sucesor “siga los pasos” del dirigente belga.

 

“Rogge es el presidente de la transparencia, la austeridad, la democracia, la lucha contra el doping, y una apertura en lo que es el manejo del COI”, dijo el presidente del COA.

 

“Pese a haber tenido las atribuciones, Rogge le dio participación a la Mesa Ejecutiva y al Consejo para decisiones importantes y formó un staff de profesionales de primer nivel. Además deja al COI en una buena situación financiera, espero que quien resulte ganador siga sus pasos”, agregó Werthein.

 

El squash fue el último deporte, de los que aspiran a ingresar a los Juegos Olímpicos en 2020, en exponer su propuesta ante la prensa internacional. Los responsables de hacerlo fueron Narayana Ramachandran (presidente de la Federación Mundial de Squash), Sarah Fitz-Gerald (presidenta de la Comisión de Atletas de la Federación Mundial), Andrew Shelley (secretario ejecutivo de la Federación Internacional), Mike Lee (presidente de comunicación de la Federación Mundial), Andrina Benedith (campeona estadounidense sub 19), RamyAshour (campeón mundial) y Diego Elías (campeón panamericano juvenil).

  

Ramachandran expresó que “empezamos a trabajar sobre la propuesta que vamos a presentar el domingo hace dos años, aunque en realidad el trabajo para incorporar al squash al mundo olímpico lleva diez años. La nuestra es una disciplina que practican millones de personas en 185 países y que tiene un costo muy bajo para ingresar a los Juegos, ya que sólo implica la participación de 64 deportistas. Está creciendo mucho en varios lugares del planeta, entre ellos en Sudamérica. Queremos demostrarle al COIy a toda la familia olímpica que no representa al deporte del pasado sino al del futuro”.

 

Una nutrida delegación, integrada por ocho personas, defendió el regreso del beisbol y el softbol a los Juegos Olímpicos en 2020. Los expositores para esta tercera búsqueda del regreso a la máxima cita olímpica fueron Michael Pirrie (moderador), Antonio Castro(vicepresidente de laConfederación Mundial de Beisbol y Softbol), Ryozo Kato (presidente de la Asociación Japonesa de Beisbol), RiccardoFraccari (co-presidente de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol y presidente de la Federación Internacional de Beisbol), Don Porter (co-presidente de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol y presidente de la Federación Internacional de Softbol), Beng Choo Low (secretaria general de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol),María Soto (capitanadel equipo nacional de Venezuela de Softbol, abanderada en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y medalla de plata en los Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007) y Justin Huber(jugador profesional de beisbolen la Liga Japonesa de ese deporte).

El serbio Nenad Lalovic, presidente de la Federación Internacional de Lucha (FILA), encabezó la delegación que expuso los motivos por los que, para ellos, la lucha debe volver a ser deporte olímpico. Lo acompañaron Robert Condron (director de comunicaciones de la FILA), Carol Huynh (medallista de oro en Beijing 2008 y bronce en Londres 2012), Lise Legrand (vicepresidenta de la Federación de Lucha de Francia), Daniel Igali (presidente de la Federación de Lucha de Nigeria) y Jim Scherr (director de operaciones de los Juegos Europeos).

 

Lalovic dijo que “puede ser una ventaja para la lucha el haber sido ya una disciplina olímpica, pero a los otros dos deportes que compiten con nosotros en esta oportunidad les juega a favor el haber tenido cuatro años para prepararse. Nosotros fuimos dado de baja en febrero y apenas contamos con siete meses para desarrollar nuestra propuesta”.

 

Francesco Ricci Bitti, presidente de la ITF, destacó que el tenis vive un gran momento a nivel olímpico, ya que los JJOO “ocupan un lugar importante en el calendario del circuito” y “ningún jugador piensa que no es importante ganar una medalla”.

 

“A nivel olímpico, en los Juegos de Londres tuvimos un resultado óptimo. El torneo de tenis se ha convertido en una competición muy importante dentro de los Juegos”, dijo el presidente de la Federación Internacional de Tenis en Buenos Aires, en vísperas de la 125 sesión del Comité Olímpico Internacional.

 

Página 210 de 224